La Alcaldía de Santiago instauró una ordenanza que prohíbe el abandono de perros, y establece multas de hasta 5 UTM para quienes vulneren esta norma. También establece una serie de detalles para la mantención y el cuidado que se debe tener con las mascotas.

En los últimos años, la tenencia y cuidado de animales y mascotas ha ido tomando fuerza en la opinión pública. Esto se ve reflejado en la aparición de distintas organizaciones y colectivos animalistas que fomentan la toma de conciencia y la tenencia responsable.

La Muncipalidad de Santiago decidió tomar medidas al respecto, y presentó una ordenanza municipal que se denominó ‘Protección y tenencia responsable de mascotas y animales de compañía’. En ella se establecen los deberes de los dueños de los animales y también se asignan responsabilidades a quienes no siendo propietarios directos, los protejan o alimenten con cierta regularidad, tanto en lugares públicos como privados.

El abandono y el maltrato de animales es una falta grave que podrá ser denunciado al Juzgado de Policía Local, arriesgando multas que pueden llegar a las 5 UTM, equivalente a cerca de 200 mil pesos.

Además, para que no queden dudas de interpretación, la ordenanza califica al maltrato como ‘causar la muerte de animales; mantenerlos en viviendas deshabitadas, jardines o en la vía pública; golpearlos o actuar con crueldad contra ellos; hasta llevarlos atados a vehículos en marcha; incitar a que peleen unos con otros; mantenerlos con enfermedades infecciosas o incluso, dejarlos encerrados en autos bajo condiciones ambientalmente extremas’.

Otro de los puntos señala que los dueños tendrán el deber y la responsabilidad de dar atención médica veterinaria a las mascotas que se encuentren heridas o enfermas, tanto en la vía pública como en lugares privados. No cumplir esta medida es considerado maltrato.

Una medida particular es la que se refiere a las personas que alimenten a perros y gatos en algún terreno público. Quienes lo hagan deberán limpiar las deposiciones del animal mientras esté comiendo, y hacer lo mismo con los restos de comida.

Asimismo, se establecen responsabilidades respecto a desparasitar y vacunar a los animales, uso de bozales en el caso de razas eventualmente consideradas violentas, y las prohibiciones de comercializar animales sin el debido permiso.

En definitiva, son medidas que debiesen estar en el sentido común de toda persona. El respeto y la buena convivencia con los animales son señales que deben ser fomentadas por todos, y en especial por las autoridades. Son los representantes de la voluntad ciudadana quienes deben dar señales que apunten a esta dirección, para de esta manera, educar a la población y establecer políticas claras para el cuidado de animales y mascotas. Ellos te lo agradecerán.

Para requerir los servicios de vacunación, castración o esterilización en la comuna de Santiago, se debe llamar a los fonos 23867444 o al 23867447. Y un último consejo, no compres mascotas. Lo mejor es adoptar.