Los animales, al igual que los seres humanos, necesitan de una alimentación balanceada y saludable para tener una buena calidad de vida. Es por eso que la dieta de nuestras mascotas debe contener elementos que les otorguen nutrientes y compuestos químicos necesarios para su metabolismo.

Cuando pensemos en la comida de nuestro compañero fiel, no podemos olvidarnos de que contenga lo siguiente:

Agua: Principal componente del cuerpo de nuestra mascota, participando en todos los proceso metabólicos. El animal puede pasar tiempo sin comer, pero es imposible que viva sin agua.

Carbohidratos: Son muy importantes en la alimentación de nuestras mascotas porque les permite obtener energía inmediata sin agotar sus proteínas ni sus reservas de energía celular.

Proteínas: Gracias a ellas los animales pueden mantenerse y crecer correctamente. Además cumplen un rol en el sistema inmunológico, realizan la contracción muscular, transportan oxígeno en la sangre, entre otras funciones esenciales.

Grasas: Acá hablamos de grasas animales y aceites vegetales que aportan mucha más energía que los carbohidratos y las proteínas. Éstas se convierten en las reservas energéticas de nuestras mascotas, por eso son tan importantes en su dieta. Es esencial que su consumo sea balanceado para no perjudicar su salud.

Vitaminas: Al igual que las grasas, las vitaminas deben estar presentes en la alimentación de nuestra mascota en su justa medida.

Minerales: Ayudan en la formación de los huesos y los dientes del animal, y regulan el balance de agua. Participan en la mayoría de los procesos metabólicos del cuerpo.

Ahora bien, las principales fuentes de proteínas en el caso de los gatos (carnívoros) y los perros (omnívoros con tendencia carnívora) deben ser de origen animal, sobre todo en el caso de nuestros “mininos”. Pasa que los gatos no pueden sintetizar un aminoácido llamado Taurina y que sólo se encuentra en las proteínas de origen animal. Si les falta, pueden sufrir diversos problemas.

En el caso de los perros, las proteínas de origen animal pueden ser sustituidas, llegando incluso a disfrutar de una dieta vegana.

Por suerte, los amantes de los animales podemos encontrar en los alimentos preparados que se comercializan una gran solución, ya que éstos contienen todos los elementos necesarios para nuestras mascotas, excepto el agua. Aunque no está de más revisar las etiquetas de los productos ahora que sabemos cómo debe estar compuesta una dieta balanceada.

Y tú ¿cómo alimentas a tu mascotas? ¿Te has fijado en las etiquetas de los alimentos para animales?